Mejorar agricultura frena el calentamiento global: ONU

Si la población cambia la forma en la que se alimenta, cultiva la comida y gestiona los bosques, salvarían al planeta de un futuro cálido, señalan expertos

0
51
LA ONU propone reducir el consumo de carnes rojas y modificar los actuales sistemas de cultivo.

Ginebra, Suiza, 09 de agosto del 2019.- Urge cambiar la manera de usar y cultivar las tierras para garantizar a la vez la seguridad alimentaria de sus habitantes y luchar contra el cambio climático, advirtieron expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el clima, a través de un boletín de prensa publicado por las agencias informativas AFP y AP.

Es por ello que el llamado Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) pidió acciones a corto plazo contra la degradación de las tierras, el desperdicio de alimentos o las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agrícola.

A esta conclusión llegaron las delegaciones de los 195 países miembros del IPCC que examinaron durante cinco días el informe llamado «El cambio climático, la desertificación, la degradación de los suelos, la gestión sostenible de las tierras, la seguridad alimentaria y los flujos de gases de efecto invernadero».

El informe, abundan, examina cómo el aumento de las temperaturas y las tierras interactúan en un círculo vicioso. El calentamiento global provocado por el hombre causa la drástica degradación del terreno, mientras la forma en la que se cultivan esas superficies empeora el fenómeno.

Esta combinación ocasiona que la comida sea más cara, escasa e incluso menos nutritiva, concluye el informe.

Por su parte, Cynthia Rosenzweig, científica de la NASA especializada en clima y coautora del estudio, apunta que el ciclo se está acelerando y la amenaza de que el cambio climático afecte a la comida crece, dijo.

Pero si la gente cambia la forma en la que se alimenta, cultiva la comida y gestiona los bosques, podrían ayudar a salvar el planeta de un futuro cálido, apuntaron los expertos.

Según el informe, ya no queda tiempo porque el calentamiento de las tierras emergidas alcanzó 1.53 grados Celsius, el doble del aumento global de la temperatura (incluyendo los océanos).

El margen de maniobra es muy pequeño si se quiere limitar el cambio climático y, al mismo tiempo, alimentar correctamente a una población mundial que este siglo superaría 11 mil millones de personas, señala el documento.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí