Somos uno de los países con los suelos más degradados: UNAM

Este fenómeno es consecuencia del calentamiento global, del cambio de uso de suelo y de la falta de cumplimiento al ordenamiento territorial

0
51
SEGÚN LA experta, urge tomar medidas, porque el panorama es crítico

Ciudad de México, 17 de junio del 2019.- México es uno de los países más expuestos a la desertificación, afirmó Mayra Elena Gavito Pardo, investigadora del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la UNAM, con sede en Morelia, Michoacán.

Lo anterior, dijo Gavito Pardo, se debe a factores como el calentamiento global, al cambio de uso de suelo y a la falta de respeto al ordenamiento territorial.

La especialista señaló lo anterior con motivo de la celebración del Día Mundial de Lucha Contra la Desertificación y la Sequía, que se conmemora hoy 17 de junio, y abundó que en el corto plazo, el panorama es crítico, «a menos que tomemos en serio las políticas de conservación del suelo; de otra manera, es indudable que caminamos hacia una crisis en el país».

Mencionó que es indispensable promover políticas públicas de conservación de suelo y de regulación ambiental, «aunque el problema es que no tenemos legalidad, hay mucha corrupción; entonces, aunque en la letra esté plasmada la idea de la conservación de suelo, en la práctica no la podemos implementar».

En nuestro territorio, abundó, cada año se pierden 1.5 millones de hectáreas de superficie por degradación debido a la carencia de una política de conservación.

«A veces simplemente se pierde o se erosiona; otras se echa a perder por el manejo en agricultura o por el desarrollo de la ganadería, y otras tantas tiene procesos en los que se deteriora por acción del viento, del agua y por la aplicación de químicos», explicó.

En cuanto a la desertificación, Mayra Gavito resaltó que este problema avanzará a zonas húmedas y a las semiáridas, en varios grados. Por ejemplo, «en Michoacán existe un problema severo de degradación y desertificación potencial por la expansión del cultivo de aguacate, que es de los factores que más contribuyen a la desertificación y aridización en el estado».

También citó que la ganadería para la producción de carne destinada al consumo humano es el factor que más promueve la aridificación del suelo. «Esta actividad se ha extendido a los trópicos seco y húmedo, y para obtener un kilo de carne se requieren miles de litros de agua», expuso Gavito Pardo.

Por último, manifestó que vivimos una crisis ambiental seria y la sociedad debe hacer presión para que las políticas públicas se implementen y la regulación ambiental no se vea afectada por la corrupción.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí