Rompe récord la exportación de aguacate para el Súper Bowl

Las exportaciones para elaborar guacamole en el evento deportivo superaron a las del año pasado, pero quedan al descubierto maniobras como falta de agua y destrucción de bosques en su cultivo

0
259

Ciudad de México, 31 de enero del 2020.- Las exportaciones mexicanas de aguacate a los Estados Unidos de este mes romperán récord al aumentar 4.4 % más que el año pasado, al pasar de 119 mil toneladas a 125 mil, con las cuales será elaborado el guacamole para el Súper Bowl, aunque quedan al descubierto daños al medio ambiente para cultivarlo.

Lo anterior sale a colación en el reportaje elaborado por los periodistas Juan Carlos Huerta y Arturo Estrada, corresponsales de El Financiero, al precisar el caso particular de Jalisco y las afectaciones ocasionadas por el cultivo del llamado «oro verde».

Cabe señalar que Jalisco no exporta aguacate a los Estados Unidos, pero sin embargo, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), las ventas al extranjero del fruto llegarán este mes a las 125 mil toneladas, 4.4 % más que las del año pasado.

Pero afirman que el cultivo de este frutal trae consigo la invasión de predios dedicados a la agricultura y al rubro forestal ha traído consigo el uso del agua destinada a fines agrícolas, lo que ha llevado a la disminución del abasto del líquido en algunas ciudades.

En la información citan el caso de Jalisco, segundo productor de aguacate del país, al señalar que los productores invadieron zonas prohibidas para ese cultivo, como la Reserva de la Biósfera  Sierra de Manantlán, donde han sido detectadas 500 hectáreas destinadas a ese producto. 

Y citan que el investigador del Centro Universario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara, Rubén Ramírez Villeda, dice que debido a ello aumenta el uso de agroquímicos para cultivas aguacates, para el cual se utilizan 41 productos. 

La entidad exporta 70 mil millones de pesos y añaden que el cultivo extensivo de aguacateros ha provocado daños al suelo y ocasionado con ello tragedias humanas, como el deslave ocurrido en el municipio de San Gabriel e incendios en el sur de Jalisco como en Tuxpan, Ciudad Guzmán, San Gabriel y Mazamitla.  

Además los alcaldes de Teocuitatlán, Zapotitlán de Vadillo y de Sayula, hay zonas cultivadas con aguacate, cuyos dueños no tienen autorización para tal cultivo, para añadir que han podido hacer poco para imponer sanciones a los aguacateros ilegales.  

La organización holandesa Water Footprint Network dice que «para producir un kilo de aguacate se requiere de dos mil litros de agua»; mientras que Carlos Pedro Mandujano Vázquez, coordinador de Protección Civil de Michoacán, apunta que la industria aguacatera explota excesivamente los mantos acuíferos porque un árbol de aguacate necesita tres veces más agua que un pino. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí