CON EL pretexto de que los tomates mexicanos están contaminados con el virus rugoso, los inspectores estadounidenses regresaron 16 cargamentos de la hortaliza al país. 

Culiacán, Sinaloa, 17 de diciembre de 2019.- Con el pretexto de que los tomates mexicanos presentan la enfermedad denominada virus rugoso, el gobierno estadounidense regresó 16 embarques, lo que la Asociación de Agricultores del Río Culiacán considera como un pretexto sanitario para aplicar controles proteccionistas a la producción tomatera estadounidense.

Así lo declaró a El Sol de Sinaloa el presidente de dicha agrupación, Enrique Rodarte Espinoza de los Monteros, al apuntar que solo se trata de un acto de proteccionismo en favor de los tomateros del vecino país, pues dicha acusación no tiene sustento alguno.

Dijo que tal medida es más bien una mecánica utilizada por el gobierno de los Estados Unidos por medio de sus inspectores como mecanismo que logre regular la producción estadounidense del vegetal al frenar la importación de la hortaliza mexicana.

Luego explicó que es un señalamiento falso el que los tomates mexicanos estén contaminados, ya que los inspectores solo realizan una revisión visual de los cargamentos en la frontera norte y añade que científicamente está comprobado que la fruta no es un vehículo transmisor de dicho virus.

Consideró tal medida como arbitraria e injustificada, por lo cual defenderán el envío del tomate a los Estados Unidos, para añadir que la inspección es fraudulenta y remarcó que realizarán pruebas en México para demostrar que tal acusación no es verídica. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí