Pavos Mexicanos, industria con perspectiva complicada

0
1795
EL PAVO mexicano es supremo en calidad y frescura. En precio se cotiza un 30% más que el importado.
EL PAVO mexicano es supremo en calidad y frescura. En precio se cotiza un 30% más que el importado.

Pavos: Mientras que Estados Unidos produce alrededor de 350 millones de pavos al año, México sólo un millón 200 mil anualmente, eso sí, bien frescos. 

TF | Raúl Torres Lugo

La producción de pavos en México se sostiene de un hilo. Múltiples factores han hecho que los criadores abandonen la actividad o lo hagan sólo para autoconsumo, entre los que se cuentan: la desmedida importación de pavos refrigerados, venta del pavo extranjero a precio menor que el nacional hasta en un 30%, alto precio en los insumos y magro consumo per cápita.

La deserción de criadores de guajolotes ha llegado a tal extremo, que actualmente sólo dos empresas mexicanas producen el 50% del consumo nacional, el resto llega de Estados Unidos.

Lo real es que el guajolote, el avezota de arrugada y prolongada papada roja de origen nacional, ha encontrado un mejor nido lejos de su patria. Su producción ha sido adoptada principalmente por granjeros del vecino país del norte.

MINIMA PRODUCIÓN

Actualmente los estadounidenses producen cerca de 350 millones de pavos al año y en contraste, en el país que vio nacer al guajolote, sólo un millón 200 mil pavos anualmente. Eso, gracias a que las dos empresas que sobreviven son eficientes y compiten con el producto extranjero en frescura y calidad.

La información viene de un optimista presidente de la Unión Nacional de Guajolotes, Marco Antonio Parson Parra, quien expone cifras alegres a pesar de la evidente desventaja productiva con los granjeros del exterior.

MENOS CALIDAD

Los pavos extranjeros que por cierto son de menor calidad que el nacional, han puesto freno a los productores mexicanos y no les permiten hacer la proyección de la producción, es decir, no la pueden incrementar mucho por el temor de sobresaturar el mercado.

Afortunadamente, expreso el también Gerente de Pavos Parson en México, los paveros nos hemos mantenido en un crecimiento mínimo cada año de dos a tres por ciento y por fortuna, seguimos dentro de las preferencias del consumidor.

Con esfuerzo y dedicación, las dos empresas productoras de pavo nacionales localizadas en Chihuahua y Yucatán, han sobrevivido a la competencia del extranjero y pretenden incrementar  la producción y el consumo de pavo en México con aporte de valor agregado.

EL CONSUMO de guajolote que se tiene registrado en México es de dos kilos per cápita, sólo que las granjas mexicanas producen un millón 200 mil kilos en promedio de los mil 200 millones requeridos.
EL CONSUMO de guajolote que se tiene registrado en México es de dos kilos per cápita, sólo que las granjas mexicanas producen un millón 200 mil kilos en promedio de los mil 200 millones requeridos.

EL VALOR AGREGADO

«Trataremos de ofertar en el 2014, productos de valor agregado. Es decir, pechugas marinadas, hamburguesas, fajitas, medallones, arrecheras y milanesas para que el consumidor pueda tener productos de pavo todo el año, no nada más el guajolote en la cena navideña.

Cabe aclarar, dice Parson Parra, que no se trata tanto de competirle al embutido, sino presentar productos 100% carne de pavo como muslo o pechuga.

Al ser cuestionado sobre las trabas que existen en nuestro país que no les permiten ser más eficiente, señaló que, lo que mata al productor es el precio tan bajo que de repente maneja el producto norteamericano.

SATURAN EL MERCADO

Esto lo pueden hacer ellos porque mandan un pavo que no precisamente es de buena calidad. Lo peor es que saturan el mercado y los productores mexicanos tienen que planear casi 16 meses antes de la venta de diciembre, lo que detiene el crecimiento de las empresas.

Sin embargo, vemos que las perspectivas para el 2014 se presentan más halagüeñas, expresó. Vamos a tener un crecimiento mayor a los demás años. El motivo, en el 2013 no hubo incremento en las exportaciones, al contrario, disminuyeron.

«Creemos que para el 2014 habrá mucho pavo en inventario importado en México y eso nos va ayudar a que no haya importaciones fuertes en la siguiente Navidad.

Considera que por ese motivo, la Unión de Criadores de Guajolotes en México, está en la posibilidad de incrementar la producción en el 2014 de hasta un 15%. Este aumento, indica, es significativo si se toma en cuenta que en los últimos años el incremento ha sido pequeño.

NADA POR HACER

Respecto a qué puede hacer el guajolotero nacional para bajar o eliminar las importaciones, la respuesta es: nada, sentenció. «Es difícil, por eso queremos sacar productos de valor agregado todo el año o al menos un producto y que eso nos apoye a tener un incremento mayor en la producción».

Frenar las importaciones está en chino, son muchos años que existe este manejo: cuando hay precio barato es porque ya saturaron el mercado con pavos de hasta tres años en refrigeración y cuando hay precio caro, es que no entra mucha importación. Pero no está en nuestras manos regularla, acotó.

Sin embargo, hay una buena noticia este año para los paveros del país, aseguró, el precio del producto importado se pronostica que subirá el año que entra y eso también será mejor para nosotros. La causa, está saturado el mercado desde hace tres años.

Las proyecciones mencionan que el guajolote extranjero, estará arriba un 30%, lo que es bueno para el productor nacional porque en el 2012 y 2013 se manejó muy barato, en un 30% mucho menor a los costos que utilizamos.

MALOS ADMINISTRADORES

La gente siempre se pregunta el por qué si este animalito es de origen mexicano, otros países son los líderes productores. La razón es que en México no se ha sabido administrar la producción de esta ave y las empresas que cometieron este error, que por desgracia son las más, desde hace 10 años o más se fueron del sector.

Actualmente sólo trabajan en el país dos empresas fuertes, Pavos Meridiano, de Mérida, y Pavos Parson, de Chihuahua, y hay otros pequeños de traspatio. De tal suerte que, del total de pavos nacionales que consume México, el 40% lo produce Mérida y el 60% Chihuahua.

Es importante hacer notar, comenta, que existe una gran diferencia entre los dos pavos, el mexicano y el estadounidense. El extranjero, es producto de lo que les queda a las grandes industrias en Estados Unidos, por lo que dura años refrigerado. El guajolote de México es fresco, sacrificado con las mayores normas de sanidad e inocuidad en rastros TIF. En concreto, en México la industria del pavo maneja una serie de normas que garantizan una calidad superior a la del pavo americano.

Señor, ¿qué es lo que están haciendo los productores mexicanos para ser autosuficientes y para que el pavo no sea manjar de un día?

Sacar productos de valor agregado, eso ayudará a que aumente el consumo, porque por muchos años se siguen consumiendo la misma cantidad de pavos enteros en diciembre. Queremos que el consumo incremente en el resto del año, de enero a septiembre, o de enero a octubre; con un buen producto y una buena campaña publicitaria podremos lograrlo.

En relación a las otras carnes, ¿qué ofrece el pavo?

Es una carne mucho más saludable. Satisface todos los requerimientos nutricionales del cuerpo humano.  Un ejemplo al azar: si con 120 gramos de carne de res, le damos la proteína que necesita el organismo,   a lo mejor de carne de pavo necesita sólo 90 o 100 gramos. Tiene un contenido más alto de proteína que la res y el pollo

¿Y en precio cómo está?

Andamos más baratos que la carne de res y de repente, dependiendo del precio, apegados al costo del cerdo. El valor del pollo es todavía mucho más barato que el pavo.

¿Si somos casi 120 millones de mexicanos y se producen un millón 200 mil pavos, de a cuánto le toca a cada mexicano?

El consumo que tenemos registrado en México es de dos kilos per cápita. El peso promedio de un pavo es de nueve kilos. Tenemos pavos desde seis hasta 15 kilos. No obstante, es poca la gente que consume este tipo de carne en la nación.

Cada empresa hace sus campañas de publicidad para mover su producto. Lo que hacemos en conjunto es tratar de hablar con los medios para que la gente vea que aquí estamos y que traten de consumir el producto nacional.

LO DIJO

Esta Navidad y todo el año consuman pavo nacional, es superior en calidad que el importado. Háganlo, porque somos empresas que apoyamos a la sociedad mexicana con empleo, con la compra de grano de la región».

Productor Marco Antonio Parson Parra

Presidente de la Unión Nacional de Guajolote y Director General de Pavos Parson

EL DATO

Dos millones 200 mil pavos se escabechan en la cena navideña los mexicanos. Un millón 200 mil guajolotes frescos provienen de las granjas mexicanas y un millón de picos refrigerados hasta por tres años, de criaderos estadounidenses.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí