Gravar el agua provocaría aumento de precios: CNA

El Consejo Nacional Agropecuario considera como desfavorable para los campesinos que el gobierno federal pretenda aplicar otro nuevo gravamen al uso del agua

0
248
UN NUEVO impuesto al agua, como pretende el gobierno federal, sería un duro golpe para los agricultores del país, sostiene el Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

Ciudad de México, 21 de octubre del 2019.- Al considerar que aplicar un impuesto por el uso del agua, además de hacer incosteables varios cultivos, agravaría la situación de los campesinos y generaría incremento de precios en los alimentos, el Consejo Nacional Agropecuario calificó este intento del gobierno federal como un «duro golpe» al sector rural.

De acuerdo con un comunicado del organismo, Bosco de la Vega, quien preside el CNA, puntualizó que el campo nacional sería afectado si el Senado aprueba el nuevo impuesto a los derechos de uso del agua que los legisladores de MORENA agregaron a la Ley Federal de Derechos para el siguiente año.

El representante de los agroproductores del país recordó que la Cámara de Diputados ya aprobó tal gravamen, en el cual queda estipulado que todos los agricultores del país deben pagar derechos de agua a partir del siguiente año.

La meta del gobierno federal es recaudar por este concepto unos 520 millones de pesos, pero para los productores de alimentos del país, como agricultores, acuacultores y criadores de ganado, entre otros, tal impuesto solo ocasionaría que los hombres del campo tengan mayores costos de producción.

Este incremento a su vez generaría un aumento generalizado en los precios de los alimentos, lo que pondría aún más en riesgo la autosuficiencia alimentaria, comentó Bosco de la Vega, al considerar incorrecta la medida.

Dijo que se trata de una doble tributación por parte del gobierno federal, toda vez que ya los distritos de riego y asociaciones de usuarios tienen cuotas de los productores de infraestructura hidroagrícola propiedad de la nación, pago que asciende a unos cinco mil millones de pesos anuales.

Tal gravamen podría significar un costo adicional a los productores de hasta tres mil pesos por hectárea, lo cual sería totalmente inviable para muchos cultivos:  «El compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador era no crear nuevos impuestos en los primeros tres años de su administración para lograr la autosuficiencia alimentaria en algunos productos básicos».

Sin embargo, dice Bosco de la Vega, «tal gravamen que pretenden aplicar a los productores sería un incumplimiento a su palabra y un duro golpe a los productores mexicanos», puntualizó el presidente del CNA al asentar que confía en que los legisladores valoren lo negativo de este nuevo impuesto para el campo mexicano.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí