Grana Cochinilla: algo más que un insecto

0
1590
EL COLORANTE de la grana cochinilla es utilizado en muchos productos y alimentos.
EL COLORANTE de la grana cochinilla es utilizado en muchos productos y alimentos.

Grana Cochinilla: Usada como colorante natural, la grana cochinilla ha estado presente tiñendo de un bello rojo carmín telas, artesanías, alimentos, bebidas e incluso medicamentos a lo largo de dos mil años

TF | Erandy Rizo

La grana cochinilla pareciera ser sólo un insecto más dentro de la gran diversidad que existe en nuestro país, pero es mucho más que eso.

Es un insecto usado principalmente para la extracción de un colorante compuesto por dos sustancias conocidas como el carmín y el ácido carmínico.

Perú es hasta la fecha, el primer productor y exportador de cochinilla en el mundo, pero México es el segundo consumidor del colorante.

PRODUCCIÓN EN EL PAÍS

Liberato Portillo Martínez, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) y Coordinador internacional del Grupo de Trabajo de la Cochinilla ante la FAO, afirma que en México, actualmente registra oficialmente que se están produciendo 15 toneladas al año, «pero nosotros creemos que se deben estar produciendo entre 40 y 60 toneladas al año».

Aquí en México siempre ha habido producción, comenta el investigador, «si vas a diferentes lugares hay productores pequeños que tienen un traspatio y de hecho es gracias a ellos que se ha mantenido el pie de cría de la cochinilla en el país».

Asimismo, afirma que en Jalisco hay bastantes pequeños productores, y en cuanto a grandes empresas que transforman la cochinilla sólo se encuentran dos, que ya se están fusionando y están en Autlán de la Grana. Aunque en la entidad no se ha llegado aún a producir una tonelada al año, pero se está cerca de cumplir esa meta.

IMPULSO INDUSTRIAL

Portillo Martínez comenta que el producto tradicional de la grana cochinilla siempre se ha producido pero «ahora con el empuje industrial tiene como cinco años que empezó el sistema en el estado de Morelos».

Es precisamente en esa entidad, en la localidad de Tetecalita, donde se encuentra el principal productor del insecto, la empresa «Campo Carmín».

GRUPO CAMPO CARMÍN

La manera de cultivar la grana cochinilla que utilizan es bajo condiciones controladas de invernadero.

El investigador del Cucba aclara que ellos han empleado un modelo para el cultivo de la cochinilla muy eficiente, tanto que el gobierno lo ha replicado a través del programa de apoyo «FONAES» en diferentes estados de la República.

«En Campo Carmín estuvieron trabajando en técnicas que ya se conocían anteriormente pero para autorizarlas de manera intensiva. Ellos estuvieron desarrollando su propia maquinaria, pues ellos tienen 400 mil pencas. También emplearon un sistema especial de infestación que garantizara infestar en poco tiempo todos los nopales a la vez, en lugar de hacerlo penca por penca o planta por planta».

Así es como en sus invernaderos se desarrollaron sistemas más eficientes y ellos son los que más han trabajado en el área y los que han tenido la visión para desarrollarlo en el ámbito empresarial, comenta.

Es por eso, agrega, que se ha empezado a producir el insecto de manera similar a como se hace en Morelos en varias partes de la República, Jalisco es uno de ellos.

Campo Carmín es uno de los pioneros en México, existían varias empresas trabajando al mismo nivel que ellos pero se quedaron en el camino, y ellos siguen hasta la fecha, puntualiza.

COSTOS DE PRODUCCIÓN

Antes de aventurarse a dar un precio estimado, Portillo Martínez anuncia que se está organizando el 5to Congreso Internacional de Grana Cochinilla y Colores Naturales en noviembre próximo en Morelos. Junto con el 2do Simposium de Carmín de Grana, Arte y Ciencia.

Y agrega que en ese congreso se hablará de los costos de producción, pues se tienen diferentes métodos de cultivo y no se ha tenido una convención para sacar un costo de producción en común.

Y profundiza: la técnica de cría que se maneja en campo carmín no es la misma que todos los productores utilizan. El sistema es muy diverso aquí en México. Entonces para algunas personas les cuesta prácticamente nada producir su grana cochinilla porque es como si fuera un coamil, o sea, es familiar, han tenido su propia nopalera desde siempre.

Pero, agrega, hay otros lugares en donde sí se tiene que comprar el nopal, lo tienen que plantar, lo tienen que infestar, cosechar… Es cuando ya sale más caro.

COSTOS VARIADOS

Aclara que en el caso de Campo Carmín, requirió del apoyo del programa FONAES pues el costo inicial del sistema que utilizan para el cultivo es de alrededor de un millón de pesos, esto incluye toda la infraestructura que se necesita para las tres hectáreas de plantación del nopal, el establecimiento del invernadero y todo el andamiaje que se ocupa adentro para el soporte de las 400 mil pencas que se tienen.

El también coordinador internacional del grupo de trabajo de la cochinilla ante la FAO, afirma que en otros lugares el costo varía mucho, pues hay quien compra la penca del nopal en 10 centavos, otros la consiguen en 1 peso, etc.

Aclara que los «pequeños productores» venden el colorante a los artesanos y en ocasiones tiene un sobre precio porque los compradores siempre buscan un producto selecto, de buena calidad para las artesanías.

En tanto, los grandes productores lo venden directamente a las transformadoras, quienes lo utilizan en prácticamente todos los alimentos, bebidas, y muy pocas personas lo utilizan en algún otro fin, alguno de ellos es para medicina, otros para fotografía…

PERÚ ES QUIEN PONE EL PRECIO

El especialista comenta que «de lo que se trata es que producir un kilo no te cueste más de 15 o 18 dólares».

Declara además, que en los últimos años, Perú ha sido el mayor productor y es quien tiene la batuta del precio. «Lo que se busca en México es que haya un precio de solvencia para el productor pero también para los empresarios. Estamos trabajando para ver si ahora en el congreso podemos hablar de un precio alrededor de 40 dólares el kilo de cochinilla seca».

LA COCHINILLA EN EL MUNDO

Después de Perú, el mayor productor era anteriormente Chile, también Bolivia, Argentina, las Islas Canarias; pero recientemente otros países han surgido como productores, tal es el caso de China, Etiopía y México, afirma Portillo Martínez.

Agrega que hasta hace 5 años la producción no era más de una tonelada en todo el país, por ello ha sido muy significativo el crecimiento que se ha dado últimamente, pues cuando se alcanzan las 12 toneladas anuales en un país, se convierte en un productor grande.

APOYOS

El gobierno ha apoyado e invertido mucho en los sistemas de cultivo de la grana cochinilla a través del programa FONAES, así como CONAFOR. Otros apoyos son de iniciativa privada, comenta.

Portillo Martínez afirma que estos apoyos del gobierno han beneficiado mucho la producción pues en ocasiones, cuando los productores quieren comercializar la grana cochinilla luego se encuentran con problemas de mercadeo y no pueden venderlo, entonces dentro de los paquetes que ofrece FONAES se garantiza que haya un comprador.

TIEMPO DEL SISTEMA DE PRODUCCIÓN

El tiempo de producción es un poco tardado, afirma el investigador, con el nopal se tiene que esperar de 6 a 8 meses, dependiendo del lugar, para que se tenga ya establecido, hay lugares en donde después de un año ya se pueden tener varios kilos de crecimiento en la planta. Esto se suma al ciclo biológico de la cochinilla, el cual es de 3 meses, y si hace frío se alarga un poco, de cuatro a cinco meses.

Comenta que de lo que se trata es de que en un año se puedan sacar al menos dos ciclos bien establecidos, incluso hasta tres.

«Por ejemplo, en Oaxaca, por sus condiciones climáticas, se pueden sacar hasta cuatro al año. Pero no hay una receta para cada espacio. En cada lugar se deben hacer adecuaciones, depende el tipo de suelo, de nopal, el clima, la gente; hay muchos factores, es por eso que en cada lugar se hace de manera diferente».

Agrega que regularmente al segundo y tercer año ya se tiene bien establecido el sistema. El segundo año es el importante, porque ya en este año se tiene el sistema arrancando, y de lo que se trata es de estar produciendo al menos una tonelada por nupio (alrededor de 3 hectáreas de plantación de nopal).

CRECE LA DEMANDA

México es uno de principales consumidores de colorantes naturales del mundo. Pero la grana cochinilla que se produce en nuestro país es insuficiente, entonces tenemos que comprar del extranjero: regularmente de Perú, de Chile y últimamente ya hemos estado importando de Etiopía, asegura Portillo Martínez.

«La producción mundial ahorita debe estar en unas 3600 o 3700 toneladas al año, y por ejemplo, cuando empezó Etiopía a producir grana cochinilla, las primeras 12 toneladas que produjeron se las compró todas México, porque nuestro país tiene mucha manufactura».

Por otra parte, hay muchos organismos sanitarios que están prohibiendo los colorantes sintéticos, entre ellos, los rojos; hace un año y medio Inglaterra prohibió los colorantes sintéticos en las golosinas de los niños, entonces se está reemplazando por colorante natural. Es por esto que la grana cochinilla entró con mucha presión y empezó a ser más demandante cada vez.

RECUADRO

Conozca al insecto

La cochinilla, Dactylopius coccus es un insecto parásito fitófago perteneciente a la familia Dactylopidae, cuyo huésped son los nopales o tunas.

Al igual que todos los demás miembros del género Dactylopius, es originario de América, pero existe controversia acerca de su zona de origen, porque su área de distribución en tiempos históricos comprende tanto México y el sur de Estados Unidos como Perú y los países vecinos.

El valor del colorante que se extrae de la cochinilla ya era conocido por los aztecas antes de la llegada de los españoles a América. Cuando los españoles conquistaron México en 1521, vieron a los indígenas recoger insectos de los nopales. Este colorante se conoció en Europa a partir del siglo XVI.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí