EL COMITÉ de Finanzas del Senado estadounidense aprobó el T-MEC y para el próximo martes se espera que sea votado y aprobado por los lesgisladores. 

Ciudad de México, 13 de diciembre del 2019.- Mientras que para el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), el T-MEC representará retos que los agroproductores nacionales aún desconocen; la representación de la American Chamber, de Cargill y Bimbo consideran que la firma del protocolo de modificaciones al tratado comercial abre una etapa de mayor integración comercial de los tres países de Norteamérica una vez que sea ratificado.

Lo anterior lo señalaron Bosco de la Vega Valladolid a medios de comunicación en nombre de sus agremiados del CNA y el presidente del Comité de Comercio Exterior y Logística de Amcham, Francisco Rosenzweig, quien precisó que la American Chamber representa a mil 450 empresas.

En la entrevista que reproduce El Heraldo, la que otorgó a México Potencia Económica, tales factorías representan 21% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el 20% de la inversión privada nacional, quienes generan 2.5 millones de empleos directos y seis millones indirectos.

BOSCO DE LA VEGA

Para el agroempresario que lidera a las más importantes agroempresas y productores agroalimentarios de México, Bosco de la Vega, dice que su organismo está a la expectativa de los detalles del T-MEC  y añadió que el protocolo de modificación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá le da certidumbre al intercambio comercial.

Sin embargo consideró que falta conocer a fondo las reformas para saber a qué retos tendrá que enfrentarse el sector agroproductor mexicano en los próximos años y que por lo pronto los afiliados al CNA tienen la esperanza de que el nuevo pacto repercuta en un incremento sostenible de la producción, distribución y comercialización de alimentos en México.

Por su parte Rosenzweig apuntó que el sector que más se beneficiará con la firma del T-MEC será el agroalimentario mexicano, que es el principal generador de divisas para nuestro país a razón de 35 mil millones de dólares anuales, más que las remesas y la venta de petróleo.     

Entre algunos empresarios que manifestaron esperar la ratificación del T-MEC, están Marcelo Martins, cabeza de la empresa Cargill y Daniel Servitje, del grupo Bimbo, para quienes la futura firma del convenio comercial entre las tres naciones modernizará el comercio regional entre Estados Unidos, Canadá y por supuesto, México. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí