17.1 C
Guadalajara
miércoles, 08 julio, 2020
Inicio ¿CUÁNTO CUESTA? ¿Cuánto cuesta instalar un huerto urbano?

¿Cuánto cuesta instalar un huerto urbano?

Instalar un huerto urbano: Desde hacer uno sencillo por menos de 150 pesos, hasta uno más elaborado de tres mil pesos, esta es una opción para la producción orgánica

TF | Erandy Rizo

Cada vez crece más la cultura de una alimentación sana. Ya es común ver en los supermercados un apartado especial para los productos orgánicos, incluso hay establecimientos que exclusivamente ofrecen este tipo de sustento.

Sin embargo, también se puede ver que en dichos establecimientos estos productos tienen un costo elevado, por lo que aún hay personas que no se animan a consumirlos.

Pero, gracias a la naturaleza de la producción orgánica, existe una opción que se adapta a las necesidades y posibilidades de cada persona que quiera adoptar un estilo de vida más saludable: los huertos urbanos.

Su facilidad y bajo costo eliminan cualquier pretexto para no instalar uno en casa, patio, jardín o cualquier rincón, de acuerdo con Maricela Rosales Velazco, experta en huertos urbanos desde hace más de diez años y coordinadora del grupo «Edén Orgánico», ubicado en Zapopan, Jalisco, en el cual da talleres y capacitación en esta materia.

HUERTOS EN CASA: ECONÓMICOS Y SENCILLOS

Para Maricela, no hay ningún pretexto para que alguien instale un huerto en su propia casa, pues realmente es muy fácil de hacer y muy económico, por lo que espera que en un futuro cercano más personas se sumen a la iniciativa.

La principal característica que define a un huerto urbano es ser sencillo y económico. Tan es así que literalmente cualquier persona puede instalar el suyo en la parte donde desee hacerlo en su casa.

Y es que en ventanas, en patios, en azoteas o en paredes, se puede instalar uno. «¿Cuánto cuesta tener un huerto de este tipo? Nada prácticamente, porque no se le invierten más de 150 pesos. Tanto puedes tener un huerto con cajas y llantas como tener un huerto con las mejores macetas del mundo. Depende cómo lo quieras», dijo.

LA COMPOSTA

Lo primero que se debe hacer, una vez que se decidió instalar un huerto familiar en casa, es recolectar llantas o cajas de madera, que tienen un costo máximo de cinco pesos, si se desea se pueden pintar para que tengan una mejor apariencia, pero no es necesario.

Seguido de esto se necesitará «hacer» la tierra, que por su proceso se le llamará composta, pues será tierra enriquecida con nutrientes, este paso es el más importante de toda la instalación.

Sin embargo, aunque esto pareciera el paso más complicado en la instalación del huerto en casa, es mucho más sencillo de lo que se cree, pues la composta se creará con los desechos que salen de la cocina de las personas, es decir, con cáscaras de alimentos, como huevo, frutas y verduras; además de hojas de los árboles.

Estos desperdicios se añaden a la tierra, la cual se puede sacar de una maceta o bien, comprarla en un vivero, en donde cuesta alrededor de 50 pesos el kilo.

Cuando ya se tiene la tierra además de los desechos, dentro del recipiente que se haya elegido (llanta, caja, cubeta, etcétera) se pondrá una capa de tierra, seguida de otra de hojas, para después ponerle una más, pero de cáscaras de alimentos, y así sucesivamente hasta llenar el contenedor.

Para saber si la composta está quedando bien, explicó, no debe de tener malos olores, y para que esto suceda, no debe estar ni muy seca ni muy húmeda.

EL BALANCE CORRECTO

«Debe de tener una humedad relativa, tú agarras un puño de tierra y la aprietas, y si no se cae, significa que tiene la humedad correcta; y por el contrario, si lo haces y salen gotas, está muy mojada, y ahí hay que ponerle más hojas o tierra. Y por último, si cuando tomas el puño de tierra se te desbarata, quiere decir que está muy seca y hay que ponerle agua, así se checa la humedad», explicó.

Asimismo, se hace una evaluación de la temperatura de la tierra, solamente con el tacto. De acuerdo con Rosales Velazco, si está muy caliente, se necesita voltear dos veces al día, si solo está tibia, se puede hacer solo una vez.

Normalmente, agregó, las dos primeras semanas se tiene que estar volteando la tierra cada tercer día, después ya se hace solamente cada ocho días.

«Las personas se pueden dar cuenta de si ya se pasó de caliente porque comienza a salir humo de la tierra e incluso desecha ceniza, es decir, no se necesita ningún instrumento profesional para supervisar la temperatura o la humedad», detalló.

El procedimiento anterior aplica para cualquier cultivo que se quiera sembrar.

Cabe señalar que si se desea enriquecer aún más la composta, es decir, que tenga más nutrientes, se puede ir a un establo y tomar estiércol, pues proveerá a la tierra con fósforo y potasio. En este lugar te cobran 10 pesos por cada saco, por ejemplo, si necesitas 10 sacos son 100 pesos.

«Pero lo mejor para economizar más, es que de preferencia todo se enriquezca con cáscaras de frutas, verduras y huevo, hasta con ceniza de la que dejó alguna carne asada», manifestó.

ANTES DE LA SIEMBRA

En aproximadamente un mes y medio se va a tener una tierra hecha composta, y es con esto con lo que se empezará a sembrar un cultivo, y todo se puede hacer sin parar una vez que se tenga la composta, pues como diariamente se estará generando, en una semana puedes sembrar lechuga, en otra calabaza, en otra acelga, y así sucesivamente.

Cabe señalar que antes de sembrar el cultivo seleccionado, se debe pasar la composta de un recipiente a otro. Esto es necesario porque el nuevo contenedor debe de tener una forma de drenaje, «si nosotros ponemos la caja de jitomates, por ejemplo, se le coloca un plástico y se le hacen unos hoyitos para que salga el agua. Si no se quiere poner en una caja, lo pueden hacer en un germinador que cuesta 10 pesos y se encuentra en los invernaderos o supermercados».

La composta, agregó Maricela, es como una esponja, va a absorber agua, lo ideal es que cuando se riegue, el líquido no se salga de la caja, porque se pierden los nutrientes, entonces tiene que hacerse de manera moderada.

Y la experta en huertos urbanos reiteró que el lugar en donde se hará la siembra puede ser el que sea. «Pueden ser cajas, llantas, incluso yo tuve un muro verde, con noventa botellas de refresco de dos litros y medio, a esas les quité el embudo, les hice hoyitos abajo, e hice ocho filas de doce “macetas” de refresco y sembré lechugas», comentó.

LA SEMILLA

Después de todo lo anterior, se consigue la semilla del cultivo que se desea sembrar, si se puede conseguir orgánica, es mejor, de acuerdo con Maricela Rosales, pues no tiene químicos para su conservación.

«Si no tienes la oportunidad de conseguir la semilla orgánica, puedes conseguir la normal en cualquier supermercado o vivero, aunque este último tipo tiene químicos para su conservación, pero ya el proceso que se le va a dar al cultivo ya es orgánico, así que no hay problema en cuanto al tipo de semilla que puedas conseguir», detalló.

Si se decide emplear semilla no orgánica, se necesitará «limpiarla» durante varias siembras para poder obtener al final una que esté completamente libre de químicos.

Y explica: supongamos que siembras una semilla de rábanos no orgánica que compraste en un supermercado o un invernadero, cuando nace la planta da una nueva que ya no tiene tantos químicos como la original. A este proceso de generar otra semilla se le llama «generación», por ello, para que se pueda obtener una completamente «limpia», es decir, orgánica, se necesita de unas cinco o seis generaciones.

Cabe señalar que las semillas orgánicas se venden en paquetes de diez, que cuestan 10 pesos, mientras que las que no son de este tipo se pueden obtener en 30 pesos, un cuarto de kilo.

Depende el cultivo son las semillas que se van a necesitar comprar para llenar una llanta o una caja, por ejemplo, caben 30 de rábano ó 20 de cebollas, o siete lechugas, o una de papa.

«No se necesitan muchas semillas para hacer un huerto en tu casa, hay gente que compra kilos de semillas, y con unas 20 ó 30 ya puedes comenzar a hacer tu huerto», aseguró.

LA SIEMBRA

Ya una vez que se sembraron las semillas en el otro recipiente, que puede ser un germinador, una caja de madera, o un traste de tu cocina que ya no se necesite, se necesita trasplantar a otro recipiente, que si es un germinador, serán otros diez pesos. Y se le dará al cultivo cierta distancia de siembra, por ejemplo,  si es rábano cada cinco centímetros, si es cebolla cada diez, si es lechuga cada veinte.

Y de la misma manera que anteriormente, se le tiene que alimentar de composta cada ocho días con un puño, «tú no puedes tener un cultivo sin composta, entre más desperdicios tienes, más huerto tienes, incluso, si la gente quiere más desechos para crear la composta puede ir a los tianguis a recogerlos».

Maricela Rosales aseguró que después de todo lo anterior las hortalizas estarán listas de entre uno  y tres meses, mientras que el rábano, el ejote y la calabaza sólo necesitarán de 40 días.

«Otro dato interesante es que para sembrar nos guiamos por las fases de la luna, por ejemplo, en el creciente hacemos todo lo que va arriba de la tierra, y en el menguante todo lo que va debajo. Por ejemplo, en el menguante se siembran lechugas, espinacas, coles, entre otros. Esto lo hacemos para aprovechar la luz de la luna», comentó

CUIDADOS

Los cuidados al tener un huerto en casa son realmente mínimos. Solamente se debe de tomar en cuenta colocar el cultivo en cualquier parte de la casa donde reciba mínimo cuatro horas de sol al día, además de asegurarse de que el lugar está ventilado.

En caso de que haya alguna plaga, sólo se necesita de vinagre y ajo, quienes fungen como fumigantes. «Esto se aplica al 10 por ciento, es decir se muele media cabeza de ajo en un cuarto de vinagre, se licúa y se cuela, y lo que queda de ese juguito es el diez por ciento. Y eso lo aplicas a los cultivos una vez a la semana, pero entre mejor nutrida esté la planta menos se va a enfermar. Esto anterior te puede salir en cinco pesos», manifestó.

De acuerdo con Rosales Velazco, estos son todos los pasos que se necesitan para instalar un huerto familiar.

Y es que Maricela reiteró que para hacer tu propio huerto en casa no se necesita de mucha ciencia, y mejor aún: una agricultura sustentable no tiene por qué ser cara, menos si es en pequeños espacios.

OPCIONES PARA TODOS

Sin embargo, para quienes quizás no disponen de tiempo para hacer paso a paso un huerto en casa, hay dos opciones que de igual manera son fáciles y económicas.

La empresa Semillas Eterno ofrece dos caminos para que no haya ningún pretexto para no contar con un huerto urbano:

Juan Carlos Herrera Montes de Oca, gerente general, compartió con Tierra Fértil que ellos tienen como primera opción un módulo de tres niveles de 1.45m de largo por 40cm de ancho, el cual tiene un valor de tres mil 300 pesos que incluye la estructura, la tierra, el contenedor y un sistema de riego por goteo.

Además de 10 sobres de semillas de diferentes variedades que son a elección de quien lo adquiera de una variedad de 60.

Herrera Montes de Oca señaló que la estructura puede durar hasta cuatro años, y se pueden obtener de ellas muchas diferentes hortalizas y aromáticas, como cilantro, perejil y orégano, entre otras.

VALOR ECOLÓGICO

«Yo creo que más que un valor económico es un valor ecológico el que deberíamos considerar, un valor de salud en cuanto a que tú puedes producir tus propias hortalizas orgánicas, que las tengas ahí a la mano, que sepas con qué las estás regando y qué le estás poniendo. Y si dividimos el costo de tres mil 300 pesos en el transcurso de cuatro años, el costo anual es muy bajo, menos de mil pesos», añadió.

Detalló que aparte de lo anterior, lo único que se tendría que comprar, en caso de requerirla, son las semillas, que vienen en un sobre con un valor de 15 pesos, el cual rinde para llenar hasta tres veces el módulo.

«Cada nivel de la estructura, en el caso de sembrar zanahorias, puede producir entre 100 y 150. Sin embargo, la idea no es que siembres una sola cosa, sino que siembres variado, que tengas diferentes tipos de hortalizas, para que puedas estar consumiendo fresco y orgánico», comentó.

Agregó que el riego por goteo que viene incluido es muy sencillo de trabajar, sólo se necesita abrirlo máximo 30 minutos al día, lo cual permite ahorrar mucha agua.

Además de lo anterior, el paquete contiene un repelente orgánico y un manual en donde se explica de manera precisa el funcionamiento de la estructura.

Al igual que en los huertos sencillos como los que explicó Maricela Rosales, en este también es necesario enriquecer la tierra con composta, hecha de la misma manera como lo explicó la experta.

Con ella, dijo Juan Carlos, se llena la canastilla cuantas veces sea necesario.

FUNCIONAMIENTO

La estructura que ofrece Semillas Eterno viene desarmada y con instrucciones fáciles para armarse, después de esto se le pone la tierra, la cual se puede comprar en un vivero, después la semilla de la preferencia de cada persona, y regar 30 minutos cada día. Así como añadirle la composta.

Es importante mencionar que se necesita luz para las hortalizas, por lo que se puede poner en el balcón o en algún lugar que le llegue el sol.

«Esta estructura está pensada para instalarse en un espacio pequeño, como un departamento o un balcón, o un patio. Con la estructura se les entrega un manual sencillo, sin tecnicismos, está diseñado para cualquier persona que desee entrar al mundo de los huertos urbanos», dijo.

Agregó que en la Zona Metropolitana de Guadalajara la tierra está incluida en el paquete, pero si es en otra parte de la república es mejor que cada persona la compre en un vivero, ya que el costo es menor.

Cabe señalar que la producción que se puede obtener de cada sobre de semillas es abundante, pues en el caso de rábanos cuenta con 800, lo que hace que alcance hasta para todo un año.

«Por lo anterior, realmente es muy barato este sistema, pues únicamente se hace un inversión inicial de tres mil 300 pesos», insistió.

HUERTO FAMILIAR

La segunda opción, señaló Herrera Montes de Oca, es instalar un huerto familiar en una superficie de 60 metros cuadrados, ya que la compañía ofrece un kit similar al anterior (excepto la estructura) que está diseñado para ser de traspatio.

«Se entrega un kit que incluye lo mismo que el otro, excepto la estructura, pues la idea es que se siembre en el suelo, al ser pensado para ser de traspatio, lo único que cambia son las cantidades de repelente y de sobres de semillas, pues aquí en el paquete se incluyen 45, en los que se pueden escoger 15 variedades. Otra diferencia es que aquí se instala el riego por goteo en el suelo», explicó.

Destacó que este sistema es suficiente como para proveer de hortalizas frescas durante un año a una familia de ocho miembros. Lo que lo ha hecho ser implementado en programas de dependencias gubernamentales para instalar huertos en comunidades arraigadas.

Esta segunda opción cuesta mil 600 pesos. «Los dos sistemas salen prácticamente en lo mismo, el aumento de precio en el primero únicamente es por la estructura», asentó.

TABLA DE COSTOS PARA UN HUERTO URBANO

Caja de madera 05 pesos

Tierra 50 pesos

Estiércol 10 pesos

Germinadores 20 pesos

Semillas 30 pesos

Fumigación 05 pesos

TOTAL: 120 PESOS

Mapa de pandemia del COVID-19 en México creado por Sismo Alerta Mexicana.

Clic Aquí

Esto te interesa

Tv Tierra Fertil - no te lo puedes perder

3 COMENTARIOS

  1. Gracias por el articulo muy interesante y sobre todo muy inspirador, para todos aquellos que pretendemos iniciar algo así, solo una pregunta:
    Tendrán el contacto de Maricela Rosales Velazco?
    Para alguna consulta, ya que la intención se tiene, pero hasta el día de hoy no he plantado nada, y estoy en ceros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -
- Anuncio -

No te vayas sin leer esto

Inauguran en Chihuahua dispensador ecológico de leche

0
Ciudad de México, a 07 de julio de 2020.-En el marco del proyecto «Del campo a la mesa» de la Secretaría de Agricultura y...

Producción de chayote

Abrir chat
contáctanos
¿En que podemos ayudarte?
Powered by