Crean científicos de la UNAM agroquímico a base de hongos

Los investigadores ya desarrollaron compuestos para impedir el desarrollo del Fusarium oxysporum que ataca al jitomate

0
40

Ciudad de México, 09 de julio del 2019.- Un grupo de científicos de la UNAM desarrolla agroquímicos de origen natural a partir de hongos que se encuentran dentro de las mismas plantas, que son capaces de inhibir el crecimiento de fitopatógenos que atacan a varios cultivos.

Estos agroquímicos naturales además tienen un menor impacto ambiental y toxicológico, señala a través de un boletín de prensa  la doctora Martha Lydia Macías Ruvalcaba, quien encabeza a los investigadores del Instituto de Química en el desarrollo de este proyecto.

La científica abunda que ya cuentan con compuestos para impedir, por ejemplo, el desarrollo de Fusarium oxysporum, que ataca al jitomate, cultivo de gran importancia económica en México.

Explica que los hongos endófitos son microorganismos que habitan en los tejidos internos de las plantas sin causar síntomas de enfermedad; se encuentran en todas ellas y forman parte de sus mecanismos de defensa.

«Dentro de su hospedera, obtienen nutrición y protección, y en retribución algunos tienen la capacidad de proporcionar mecanismos de defensa a la planta, a través de la producción de metabolitos secundarios con propiedades antimicrobianas».

«Eso nos llevó a buscar compuestos con actividad biológica, producidos por hongos endófitos, y eficaces en la agricultura», comenta.

Estos microorganismos, abunda, también pueden ser útiles como agentes de control biológico, pues producen moléculas activas, incluyendo compuestos orgánicos volátiles, que inhiben a distancia el crecimiento de patógenos.

Macías Ruvalcaba resalta que la agricultura enfrenta pérdidas importantes por el ataque de plagas, microorganismos fitopatógenos y malezas, por lo que para combatirlos se usan indiscriminadamente agroquímicos de origen sintético, que ocasionan graves problemas toxicológicos y ambientales que crean resistencia.

En contraste, dijo, con los compuestos que producen los hongos endófitos se pueden obtener agroquímicos alternativos, «este es el objetivo de mi línea de investigación», señaló.

Menciona que se estima que hay más de cinco millones de especies de hongos, y dos millones corresponden a hongos endófitos, pero no se ha estudiado ni el cinco por ciento de ellos.

«Cada planta puede hospedar una cantidad enorme de hongos endófitos, pero no todos presentan actividad biológica sobresaliente, pero en cada planta hay la posibilidad de que más de un aislamiento tenga potencial para el desarrollo de bioplaguicidas».

Abunda que dependiendo de la zona de recolección de las hospederas es la cantidad de hongos que albergan, y para este proyecto, la científica y sus colaboradores trabajan en áreas de alta diversidad biológica, como es específicamente la Reserva de la Biósfera Sierra de Huautla, en Morelos.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí