Buscan científicos reproducir hongos comestibles en viveros

Los bosques de coníferas son ideales para que crezcan hongos del tipo «macromiceto», sin embargo, científicos mexicanos pretenden domesticarlos, para bien de comunidades indígenas.

0
56

Ciudad de México, a 06 de febrero de 2020. Con la finalidad de que los hongos en especial los de tipo «macromiceto» (macro = grande, visible; miceto = hongo), organismos que están ampliamente distribuidos tanto en hábitats naturales como en los ambientes transformados por el hombre e históricamente han sido base de la alimentación y economía de ciertas regiones del país, científicos mexicanos pretenden domesticarlos y producirlos en viveros.

Así lo da a conocer el periódico Excélsior en una nota informativa en la que destaca que de acuerdo con el científico que integra el Programa Agroforestal del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), José Leonardo García Rodríguez, la finalidad de producir hongos en México en viveros es incrementar la calidad de las plantas, y mejorar la nutrición y economía de los pueblos indígenas.

Destaca García Rodríguez, que el INIFAP realiza estudios para domesticar estos organismos integrantes del reino Fungi, con la finalidad de apoyar esta fuente económica de ingresos de los habitantes de ciertas regiones de México, debido a que representan una esencial fuente de alimento y pueden alcanzar un alto impacto comercial.

Lo anterior fue externado por el también investigador del Campo Experimental Valle del Guadiana del INIFAP, en el marco del XIV Congreso Mexicano de Recursos Forestales.

En su intervención en el evento, el científico mexicano explicó que estos tipos de hongos se dan en zonas de bosque templado frío de México, son simbióticos- relación intensa entre organismos de diversos tipos para beneficio mutuo- y, en algunos casos, comestibles, lo que en época lluvia, cuando proliferan, es un recurso temporal de alimento para la gente del lugar.

Agregó que el conocimiento científico etnomicológico, (Etnomicología, ciencia que estudia la función que desempeñan los hongos silvestres en el medio indígena) tiene que ver con usos y costumbres de pueblos originarios desde tiempos ancestrales, lo que apoya en la identificación de estas especies relevantes en el ámbito económico y social a nivel mundial.

El investigador del INIFAP, dijo que además de ser una importante fuente de nutrientes, estos hongos mejoran las relaciones hídricas de las plantas, captando óptimamente el agua y los elementos que ayudan a la salud de los árboles y su desarrollo. «De ahí la importancia que tienen en el tema forestal», indicó.

Cabe mencionar, refirió, que existen aproximadamente 400 especies de hongos comestibles en el país, lo que enriquece a la nación en diversidad genética y representa una importante oportunidad de desarrollo para México. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí