Van por la dignificación de la mujer rural mexicana

Para tal fin, la Universidad Autónoma Chapingo promueve un programa que ya funciona en las zonas serranas de cinco estados del país.

0
140
MUCHAS MUJERES mexicanas que viven en el medio rural son jefas de familia con múltiples ocupaciones no remuneradas.
MUCHAS MUJERES mexicanas que viven en el medio rural son jefas de familia con múltiples ocupaciones no remuneradas.

Texcoco, Estado de México, 09 de febrero del 2018.- La Universidad Autónoma Chapingo impulsa la dignificación de las mujeres mexicanas que viven en el medio rural, ya que tienen presencia en el 100 por ciento de los ejidos y comunidades del país.
Lo anterior lo informó Rafael Sánchez Bravo, profesor-investigador de Chapingo, quien abundó que para lograr el objetivo antes expuesto, impulsan el Programa para Dignificar a la Mujer Rural con la instalación de módulos de captación de agua de lluvia donde se incluyen lavaderos comunitarios, debido a que en el país tienen derechos reconocidos e inscritos un millón124 mil 107 ejidatarias, comuneras o avecindadas que, en su mayoría, son jefas de familia con múltiples ocupaciones no remuneradas.
Por lo anterior y debido a que su condición es predominantemente en extrema pobreza y padecen los efectos nocivos de la migración de los varones, Sánchez Bravo aseguró que este proceso de dignificación, donde en algunos casos se han incluido también baños especiales para aseo personal, ya funcionan en estados como Puebla, Guerrero, Oaxaca, Hidalgo y Estado de México, en zonas serranas donde el acceso es difícil y la infraestructura es casi inexistente.
Sánchez Bravo lamentó que sólo pocos de los más de 30 mil ejidos que existen en el país puedan beneficiarse con estas acciones académico-universitarias que están alejadas de cualquier plataforma político-electoral.
Indicó que con este programa se busca también reducir los conflictos sociales derivados de la disputa por el uso de lavaderos en estas comunidades de extrema pobreza.
Se busca también, añadió, fortalecer la convivencia de los pobladores quienes ahora podrán contar con agua limpia para el lavado de su ropa y no tendrán que invertir horas y esfuerzo en el traslado del vital líquido de los arroyos y ríos más cercanos para lavar sus prendas de vestir.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí