Uso del «fracking», contaminaría el agua en el norte del país

Instituto de Ingeniería de la UNAM, advierte de los riesgos de usar esta técnica para extraer gas natural de yacimientos no convencionales en México.

0
40
LA EXTRACCIÓN de hidrocarburos en el norte del país, podría afectar seriamente el sistema hídrico de la región.
LA EXTRACCIÓN de hidrocarburos en el norte del país, podría afectar seriamente el sistema hídrico de la región.

Ciudad de México, México, 12 de mayo del 2018.- Académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguran que el   uso del «fracking» para extraer hidrocarburos,  podría dejar al norte de México sin  suficiente agua potable.

Saúl Arciniega Esparza, Adrián Pedrozo Acuña y Agustín Breña Naranjo, evalúan los impactos del «fracking» (fractura hidráulica) en los recursos hídricos y ambientales del país, a través de un estudio que llevan a cabo en el Instituto de Ingeniería, cuyos resultados arrojan que la implementación de este sistema para conseguir recursos energéticos, podría ocasionar que el agua se contamine en grandes cantidades.

«El gas y el petróleo en formaciones geológicas necesitan el uso del “fracking”, ante esto, se tomó el caso de Estados Unidos como espejo y se analizó qué podría pasar en México al usar la técnica y así proveer información valiosa a las autoridades», señaló Breña Naranjo, especialista en ingeniería hidráulica.

Cabe destacar, que el «fracking» es una técnica que sirve para explotar gas acumulado en los poros y fisuras de ciertas rocas sedimentarias estratificadas de grano fino o muy fino, cuya poca permeabilidad impide el movimiento del gas a zonas de más fácil extracción.

Y que para extraer los elementos fósiles, es necesario realizar cientos de pozos ocupando amplias áreas (la separación entre ellos ronda entre 0.6 a 2 km) e inyectarles millones de litros de agua cargados con un cóctel químico con alta toxicidad.

Los catedráticos señalan en el tratado que antes de usar esta técnica de extracción de hidrocarburos en la nación mexicana, se debe  tomar en cuenta que la región norte de México está catalogada como una zona árida-semiárida con escasez de agua; es decir, «no existen los recursos hídricos suficientes para las actividades productivas y necesidades humanas», advirtió Pedrozo Acuña.

El estudio analiza el decaimiento de la disponibilidad del agua, aunado a las sequías que se presentan en la región. A la vez indica cuáles son los yacimientos sobreexplotados que ya no deben utilizarse para no comprometer la seguridad energética, hídrica y ambiental del país.

Adrián Pedrozo expresó que debe utilizarse el conocimiento para proporcionar información a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) que permita administrar los recursos del país y, de esta manera, generar un marco regulatorio que administre cualquier proyecto hídrico.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí