Reconocería FAO a «Milpa maya» como patrimonio agrícola

Con ello la blindarían ante la gran cantidad de transgénicos para evitar que desaparezca

0
42
LA MILPA maya podría ser reconocida por la FAO como patrimonio agrícola mundial y con ello evitar su desaparición.

Mérida, Yucatán, 11 de octubre del 2018.- La llamada «Milpa maya» sería reconocido por la FAO como un Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM/GIAHS por sus siglas en inglés) y podría «blindarse» para no desaparecer con la invasión de maíces transgénicos.

Así lo publica el periódico Por Esto de Yucatán en nota de Roberto López Méndez, al citar las palabras de la antropóloga Silvia Terán Contreras, experta en esta planta, al hablar del tema a invitación de la organización The Nature Conservancy (TNC).

En México sólo hay un sistema con reconocimiento SIPAM por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), que son las chinampas, pero otros sistemas agrícolas mexicanos podrían ser reconocidos por el organismo.

Cita como ejemplo a China, que tiene 16 sistemas agrícolas reconocidos como SIPAM y ya hay 60 en el mundo, explica la antropóloga Terán Contreras, al indicar que el único sistema mexicano ya reconocido son las chinampas.

En el caso de la «Milpa maya», expone que el sistema de cultivo se certifica como un patrimonio, herencia de la humanidad y los elementos que componen al sistema van a ser protegidos.

Con tal certificación, expone que «los maíces amarillos, muy resistentes a la sequía» y que amenazan con desaparecer si entran granos transgénicos, quedarían protegidos.

Explica que una de las razas nativas más fuertes es el «Nal-Tel», maíz tempranero pequeño, encontrado en diversos sitios y que data de hace más de 3,500 años de antigüedad.

«Es una de las razas nativas de los maíces mexicanos y éstos no existen en la naturaleza, son producto humano, es una forma de biotecnología de largo plazo».

Añade que el maíz actual proviene de una variedad silvestre de dos centímetros de largo y que alcanzó el tamaño actual por el manejo humano a través de miles de años en que los campesinos hicieron una selección artificial para conferirle ciertas características a la planta.

Entre estas, lo adaptaron a las condiciones de suelo, clima, microambientes de humedad y relieves, además de adecuar su cultivo a las necesidades sociales, culturales y los gustos de los grupos humanos.

«Esas variables confluyeron en el proceso de selección para irle confiriendo a las plantas las características que hoy tiene».

Expone también que entre los años 2000 y 2001 se hizo un censo en 91 países y detectaron que el 52 % de la producción mundial de alimentos agrícolas es obtenida por sistemas tradicionales que alimentan a dos mil millones de personas.

Cabe señalar que los maíces «Nal-Tel», «Zapalote Chico», «Conejo» y «Ratón» los cultivan en terrenos del trópico seco y regiones semiáridas del país, como Yucatán, generalmente en zonas bajas e intermedias, en alturas de mil a mil 300 metros sobre el nivel del mar,  adaptadas a regímenes de poca lluvia lo que les da un ciclo de maduración corta o temprana.

El «Zapalote chico» lo cultivan en la zona baja del istmo de Tehuantepec con vertiente al Pacífico; el «Conejo» se extiende en la franja costera y laderas en el trópico seco de Oaxaca, Guerrero y Michoacán; mientras que en la región semiárida de la Altiplanicie Mexicana, hasta los estados de Nuevo León y Tamaulipas, se cultiva la raza «Ratón»

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí