¿Cuánto cuesta sembrar una hectárea de chía?

1
1528
SIETE meses es la duración total del cultivo de chía.
SIETE meses es la duración total del cultivo de chía.

En esta superficie, al cabo de siete meses, se puede obtener un rendimiento de 750 kilogramos de cultivo.

TF | Erandy Rizo

Uno de los cultivos que aumentó su popularidad entre los productores en los últimos años es sin duda la chía, y para muestra, el «boom» que tuvo hace un par de años.

Muchos agricultores optaron por la reconversión de cultivos y se animaron a sembrar la chía con la esperanza de aumentar sus ingresos.

Lamentablemente no para todos fue un éxito, pues se vino una sobreproducción, por lo que este año muchos decidieron utilizar una parte de sus hectáreas en otros cultivos.

Aún así, la chía continúa siendo redituable, de acuerdo con el director de Desarrollo Rural del municipio de Acatic, Jalisco, Rafael de la Torre Pérez. Y por ello, para quienes aún tienen la inquietud de sembrarla, el funcionario explicó cuánto cuesta cultivarla en una hectárea.

CULTIVO BENEFICIOSO

Recientemente, la industria nutracéutica (alimentos que previenen enfermedades) ha redescubierto a la chía como una importante fuente de ácidos grasos omega 3, proteínas y fibra dietética, en proporciones mucho más favorables que las encontradas en pescados de agua fría (salmón, arenque, sardina y atún), así como en otros vegetales como la linaza, las nueces y almendras.

La chía (salvia hispánica) es una planta antigua, cuya semilla sustentaba la dieta sana de la cultura prehispánica en México. La chía, junto con los nopalitos, las tunas, el amaranto y los huauzontles aún prevalecen en los hogares rurales de México.

Sin embargo, hoy en día encontramos empresas basadas en estos productos en otros países que se han llevado semillas y buena parte del conocimiento nacional y están logrando mejorar los ingresos en sus zonas rurales.

Hablando de la chía, encontramos empresas cooperativas de productores centradas en su cultivo e industrialización en Australia, Bolivia y Argentina; donde desde hace 10 años han desarrollado la red de valor de chía y actualmente ofertan semillas seleccionadas, aceite, harina, fibra y cápsulas de aceite de chía.

Mientras tanto, en nuestro país, uno de los centros de origen de la chía, apenas hace unos años se retomó el cultivo en los municipios de Acatic, Cuquío y Zapotlanejo, en Jalisco, donde actualmente se obtiene 99% de la producción nacional.

En Jalisco, se tienen registradas varias empresas, algunas en asociación con productores agrícolas, que procesan y exportan la semilla de chía y sus derivados, principalmente, hacia Estados Unidos, donde están logrando una demanda creciente.

ANTES DE LA SIEMBRA

Por todo lo anterior, De la Torre Pérez contó a Tierra Fértil el proceso de sembrar este cultivo aún rentable.

Señaló que todo comienza con la preparación del terreno, la cual se realiza durante el mes de mayo, y aunque este proceso depende del tipo de suelo y del cultivo que se tenía en el lugar anteriormente, se tiene un costo promedio de 720 pesos por hectárea.

Posteriormente, se pasa a la aplicación de herbicidas. Esto se realiza dos veces durante todo el periodo de siembra, la primera se hace antes de que inicie, después de haber preparado el terreno.

Este proceso se realiza en el mes de junio, una vez que haya llovido y que haya nacido la maleza. Se aplica glifosato de dos a cuatro litros, de acuerdo a la altura de la maleza. Cabe destacar que este herbicida únicamente es para afectar la maleza que se encuentra en el lugar.

De la Torre Pérez especificó que el costo del producto es de 378 pesos aproximadamente, y su aplicación 180 pesos.

Una vez que se ha hecho la primera aplicación de herbicida, se procede a hacer un análisis de suelo para ver que no haya habido problemas con la aplicación de herbicidas y qué tanto le va a hacer falta de otros nutrientes para la aplicación.

LA SIEMBRA

Después, durante el mes de julio, se hace la siembra, se necesita para esto la semilla obviamente. Además de un tratamiento.

Esto es: se mete la semilla junto con ese tratamiento y se hace una mezcla que se siembra, el tratamiento son enraizadores con nutrientes para que la semilla se fije y no tenga problemas de que se caiga. Se le aplica también algo de fórmula y composta de ser necesario. Y luego se emplea un tractor.

Para una hectárea se necesitan aproximadamente ocho kilogramos de semilla, los cuales en total cuestan mil 152 pesos, el tratamiento es de 225 mililitros por cada 20 kilogramos de semilla, por lo que su costo por la hectárea es de 216 pesos. También se le aplica fórmula, que tiene un costo de 984 pesos para cubrir toda la superficie mencionada.

Y la composta, en caso de ser necesario, representa un costo de 378 pesos. Por último, especificó que para realizar la siembra se necesita de un tractor, el cual tiene un costo por el tiempo que se utiliza de 480 pesos.

CONTROL

Una vez que ya se encuentra la siembra hecha, después de un mes se realiza un control de maleza, esto es, hacer un deshierbe manual de estas plantas que no sirven para la chía.

Para lo anterior, señaló, se requiere de varias personas. Normalmente son diez jornales por cada hectárea, pues en ocasiones el trabajo es pesado.

A cada empleado se le paga por esa actividad 240 pesos, por lo que al ser una decena, se invertirán dos mil 400 pesos, indicó.

Posteriormente, durante el mismo mes de agosto, se realiza la segunda aplicación de herbicida, que en este caso será de fusilade, ya que sólo se hará si se tiene maleza de hoja angosta, como el zacate. Esto tiene un costo de 450 pesos, más la aplicación de 180 pesos.

«Se hace una segunda aplicación de herbicida, aunque algunos no la hacen. Esto se hace ya para el zacate de hoja delgada como el quelite, entre otras», puntualizó.

Continuando con el último paso que se realiza en el mes de agosto, De la Torre Pérez señaló que se hace la aplicación de fertilizante, el cual es urea y sulfato de calcio.

Se utilizan 100 kilogramos por hectárea, lo que representa un costo de 780 pesos, más la aplicación de 180 pesos. Cabe señalar que puede ser sustituido por fertilizante foliar.

LA COSECHA

En la última parte del proceso, señaló el director de Desarrollo Rural de Acatic, se realiza la trilla, el acarreo y el beneficio. Toda la cosecha se hace en los meses de noviembre y diciembre.

La primera tiene un costo de aproximadamente mil 400 pesos. Mientras que al acarreo (transportar la chía en camiones) se le invierten 200 pesos.

El último paso de esta fase final es el beneficio, o lo que es lo mismo: la limpia de la chía.

«Cuando uno cosecha la chía sale mucha paja porque viene con todo revuelto y ya con las máquinas que hay, se le hace el beneficio de limpiarla y dejarla pura», explicó.

De la Torre Pérez agregó que es del 20 de noviembre al 20 de diciembre cuando se hace la cosecha y ya de ahí se pasa a las máquinas de limpieza a quitarle la basura y a envasarla y guardarla en una bodega seca.

Asimismo, señaló que es importante apuntar que se deben de apegar a los meses indicados para realizar cada uno de los procesos, de lo contrario el cultivo no podrá crecer lo esperado.

«La chía florea en septiembre, por eso hay que hacer todo lo más apegado posible al calendario mencionado», manifestó.

Y es de esta forma como después de siete meses se tiene listo el proceso de este cultivo que, como recalcó el funcionario, aún continúa siendo redituable.

Muestra de ello es que en promedio se tiene un rendimiento de 750 kilogramos por hectárea, pero destacó que si el clima lo permite y resulta ser un año muy bueno, se puede obtener hasta el doble de la cantidad anterior.

TABLA DE COSTOS

Preparación del terreno 720

Herbicida pre-siembra 558

Análisis de suelo 540

Establecimiento de cultivo (semilla, composta, tratamiento, etc.) 3,210

Control de maleza (deshierbe manual) 2,400

Segunda aplicación de herbicida 630

Fertilizante 960

Cosecha (trilla, acarreo, beneficio) 1,950

TOTAL:10,968

1 COMENTARIO

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí