Continúa la entrada ilegal de ganado a México

Fracasan acciones contra el tráfico ilícito de ganado de Guatemala a este país y a la fecha entran al año cerca de un millón de reses

0
29
CONTINUA imparable el tráfico ilegal de ganado por la frontera sur de México, aseguran productores mexicanos.
CONTINUA imparable el tráfico ilegal de ganado por la frontera sur de México, aseguran productores mexicanos.

Villa Hermosa, Tabasco, México, junio 12 de 2018.-  El tráfico ilegal de ganado por la frontera sur de México se convirtió en un problema fuerte tanto para las autoridades como para la ganadería nacional, ya que denuncian ganaderos mexicanos que entra a este país provenientes de Guatemala, alrededor de un millón de reses de forma ilícita al año, que van para engorda a varios estados del país.

Así lo denuncio el presidente de la Asociación Ganadera Local de Centro, Oliver Falcón, a través de del periódico Novedades de Tabasco, quien señaló que anualmente ingresan por territorio tabasqueño hasta un millón y medio de becerros en pie procedentes de Centroamérica

De esa cantidad, apuntó, por lo menos 200 mil son utilizados para su consumo en el estado y el resto pasa hacia otros mercados del centro y norte del país para su engorda.

«Lo que transita día a día es el ganado centroamericano y Tabasco es la ruta, todo pasa por el municipio de Benemérito de las Américas, Chiapas o por Tenosique, Tabasco, sin importar que la entidad tabasqueña tenga alrededor de 30 años que no exporta», afirmó.

Falcón Morales comentó que el trasiego de reses centroamericanas sin registro se tiene bien documentado y denunciado, pero los que manejan esos envíos siempre buscan la forma de hacer sus maniobras o en su defecto, llevan a cabo arreglos con algunas instancias federales.

Por su parte, Walter Seiner Herrera Dagdug, presidente de la Ganadera Local de Huimanguillo, Tabasco, afirmó que la entrada ilegal de esta cantidad de reses afecta de manera importante a la ganadería regional provocando la caída de precios.

«Esta práctica que ya se ha hecho cotidiana, viene a bajar los precios de los becerros porque se queda mucho ganado aquí y a muy bajo costo. Un ejemplo es la aduana Dos Bocas, que está en el entronque de Palenque, donde hay una Estación Cuarentenaria que  debería retener las reses del extranjero y realizar las pruebas sanitarias correspondientes, pero algo sucede que todas pasan sin problemas», apuntó.

Por lo pronto, dijo, los precios se han desplomado, el ganado en pie se vende en 44.50 pesos kilo, cuando debería estar en 60 pesos y el litro de leche a los productores se lo pagan en 4.50 pesos, pero debería estar en ocho pesos.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí