Alimente sano y barato a su ganado

0
7450
LA ALIMENTACIÓN es básica para que el productor tenga éxito.
LA ALIMENTACIÓN es básica para que el productor tenga éxito.

Es hora de que su hato coma nutritivamente sin afectar la producción y su bolsillo.

TF/Roberto Silva

La alimentación del ganado bovino constituye un rubro importante y vital para que el criador obtenga buenos resultados independientemente del propósito, siendo determinante en el costo final de la producción, tan afectado por el aumento de precios de los granos básicos, que son la base de muchos concentrados para alimentar a estos animales.

Por ello aumenta el interés entre los productores por hacer mejor uso de los recursos disponibles en sus establos. Buscan opciones y surgen las preguntas, ¿ccómo alimentar al ganado de forma económica sin afectar la producción bruscamente y a los animales mismos? ¿Qué es más económico, alimentar al ganado con maíz o pasto?

PROS Y CONTRAS DE LOS PROTAGONISTAS

Por una parte, el uso de granos (maíz, sorgo) en la cría de ganado se debe básicamente a que con su ingesta, los animales aumentan más rápido de peso y, por consiguiente, crece la producción; pronto aporta más beneficios al negocio, pero es más costosa.

En cambio, los pastos constituyen la fuente de alimentación más económica de la que dispone un productor para mantener a sus animales, sin embargo, requieren de un manejo adecuado para desarrollar todo su potencial y lograr las funciones de crecimiento, desarrollo, producción y reproducción en los rumiantes.

Para el médico veterinario zootecnista y asesor técnico de establos, Eduardo González Covarrubias, el animal requiere comer de todo.

El experto señala que cada alimento es un complemento del otro y explica: se le ofrece el suplemento o concentrado al ganado para que incremente su producción, ya que es la fuente de alimentación que contiene la proteína, energía, minerales y vitaminas. La cantidad depende de la producción, de los días de lactancia que lleva, si se da el caso, y del tipo de explotación.

LA FIBRA NO PUEDE FALTAR

Pero, enfatiza, independientemente de lo mencionado sobre el concentrado, el ganado requiere de fuentes de fibra ya que es rumiante, y de no ofrecerle fibra, tarde o temprano morirían por la falta de fibra.

«Al hablar de fibra se tiene que analizar la cantidad, la calidad y la presentación física de la misma, con el fin de calcular ésta como complemento del concentrado», recomienda el experto.

Sobre el maíz en particular, González Covarrubias señala que es la mejor fuente de energía para el ganado bovino, pero su uso tiene límite, ya que si se abusa de él, el animal puede enfermar. «El maíz siempre tiene que ir balanceado en la ración alimenticia», señala.

EL PASTO, MEJOR SECO QUE VERDE

En cuanto al pasto, señala que es una fuente de fibra, y hoy en día se cuenta con una amplia variedad y por consiguiente de calidades. La vaca puede comer pasto verde, en forma de pastoreo directo o se le puede llevar recién cortado al corral.

Desde el punto de vista de González Covarrubias, lo mejor es ofrecer al animal pasto seco, deshidratado, ya que de esta forma se obtienen más beneficios por la concentración de los nutrientes y un mayor estímulo de la rumia, además de tener mejor digestibilidad en comparación con el pasto verde.

Pero advierte, «el pasto seco es buena opción como fuente de fibra para las vacas (rumiantes en general), pero también vale la pena aclarar que por más bueno que sea, nunca se puede comparar con el concentrado».

CUIDAR ESTA COMBINACIÓN

Insiste en que el ganado para que pueda seguir dando leche o sus otras funciones, depende del concentrado y de las fuentes de fibra, de no ser así, de no cuidar esta alimentación (concentrado y fibra), la vaca además de ir perdiendo producción, puede enfermar o morir.

«Quiero aclarar también que una vaca, como es rumiante, puede vivir (aparentemente bien) y producir leche sólo con fuentes de fibra, pero la producción sería limitada, además de presentar también bajos sólidos el lácteo».

En el caso del concentrado no es así. «La vaca no puede vivir sólo con el concentrado, ya que le causaría una acidosis ruminal mortal», advierte González Covarrubias.

¿Una vaca puede vivir bien (aparentemente, como lo llama Usted) alimentándola sólo con fuente de fibra y maíz? ¿Mermaría mucho la calidad de la producción y el contenido de sólidos de la leche?

Sí varía el contenido de los sólidos de la leche si la vaca come sólo fuente de fibra y maíz (concentrado). Suponiendo que sólo comiera silo de maíz, no habría problema con los sólidos de la leche, pero sí sería menor la producción en comparación al de las vacas que comen concentrado y varias fuentes de fibra.

El experto agrega que si a la vaca se le ofrece silo de maíz y concentrado, la vaca no se muere, pero sí tendría posibilidades de presentar cierta acidosis ruminal subclínica, lo cual perjudicaría algo en la producción y la grasa de la leche.

Para González Covarrubias, lo mejor es ofrecer otros tipos de fibra como es la avena, rastrojo sin maíz, pastos secos o alfalfa seca.

En el supuesto de que el productor busque opciones alimenticias más económicas, ¿cuáles serían las opciones «benéficas», las «malas» y las «no tanto». Usted recomendaría alguna?

Las opciones más baratas de alimentar una vaca, sería ofrecer concentrado del más barato que formulen, más rastrojo sin maíz. Esta sería una forma muy barata. Lo más afectado sería la producción sin trastocar los sólidos de la leche.

Otra forma barata, sería como ya lo mencioné, ofrecer sólo silo de maíz, y si le dan algún pasto seco o verde sería mejor para no descuidar la economía.

Cabe aclarar que estos ejemplos de alimentación baratos, sólo se recomiendan para vacas lecheras, ya que al hablar de engorda, no les servirían.

RECUADROS

Advertencias

+ No asumas que el alimento que das a tus animales es de buena calidad solamente porque se ve bien. Hay muchas personas que han perdido a su ganado porque el alimento era tan poco nutritivo que sus animales murieron por problemas digestivos.

+ No permitas que los animales coman plantas frondosas (como alfalfa o trébol) cuando tienen hambre, o se hincharán de mala manera.

+ No cambies repentinamente la dieta de los animales. La acidosis es una enfermedad común, causada cuando la dieta cambia tan rápidamente que la micro flora en el rumiante no tiene tiempo de «cambiar». Esto provoca un descenso repentino del nivel de pH en el animal y genera bacterias en el ácido láctico, las cuales siguen disminuyendo el pH del animal. Si esto sucede el animal dejará de comer, tendrá una diarrea jabonosa y hasta podría morir.

La hinchazón es otra enfermedad que es peligrosa cuando al ganado se le cambia su dieta. Sucede cuando el rumiante es incapaz de liberar los gases que se forman en el proceso de fermentación, y causan malestar en el animal, al punto de que impide que respiren bien por la presión sobre sus pulmones, y podrían morir. La hinchazón debe ser tratada enseguida para evitar estas complicaciones.

Consejos

+ Lleva una tabla de registro con los requerimientos nutricionales y el tipo de alimentación que llevan los animales para decidir qué funciona mejor con ellos.

+ El ganado debe contar siempre con un agua limpia y fresca.

+ Introduce grano o cualquier dieta alta en energía lentamente (entre medio kilo y un kilo por día) para evitar la hinchazón, acidosis u otros problemas relacionados.

Los toros deben alimentarse bien antes de la temporada de reproducción para mantener su peso ideal. No es recomendable alimentarlos en base a una dieta demasiado alta en energía porque disminuirá su fertilidad. Sin embargo, necesitarán reservas de energía porque tendrán menos tiempo para comer mientras estén sirviendo hembras.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí